LOS PADRES NO TIENEN DERECHO A ELEGIR LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS

En un Estado Democrático y de Derecho, el único derecho que tienen los padres es exigir que la educación en la escuela, tanto pública como privada, sea conforme y esté basada en los principios y valores de la Constitución y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. A quienes apelan y exigen que los padres deben tener libertad para elegir la educación de sus hijos, hay que preguntarles y exigirles que respondan, por ejemplo, a unas cuantas preguntas como las siguientes:
¿Pueden los padres elegir y enviar (vendiéndola o no) a su hija menor a una escuela para enseñarle el arte de la prostitución?, como existe en algunos países asiáticos.
¿Pueden unos padres racistas o fundamentalistas religiosos, exigir, apelando a la libertad de ideas o religión, que a sus hijos se les adoctrinen enseñándoles a odiar a todos los hombres y mujeres que no sean de su misma raza, religión o país?
¿Pueden los padres, “muy religiosos ellos”, exigir que a sus hijas menores se les enseñen y adoctrinen para que lleven todo su cuerpo tapado incluso su cara o que les enseñen que la Lapidación es justa?
La lista de preguntas podría ser interminable. Por tanto, los padres no deberían poder elegir ni exigir que en las escuelas, públicas o privadas de un Estado de Derecho y Democrático, a sus hijos/as se les adoctrinen en base a las ideas o religión, católica o cualquiera otra, de los padres. Es más, me atrevo a decir que los padres no tienen derecho a educar a sus hijos, ni siquiera en su casa, inculcando sus propias ideas o religión, porque entonces estarán condicionando, prostituyendo y reduciendo al mínimo la libertad de la persona menor y cuando sea mayor, no sea totalmente libre para elegir. Es más, la Iglesia Católica o mejor dicho la Jerarquía católica, cuando un mayor de edad elige abandonar dicha religión (Apostata) se niegan a hacerlo desaparecer de todos sus listados.
Toda la educación de los menores, en casa, pública o privada, tiene que estar basada solo en los principios y valores de la Constitución y La Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Quienes dicen que la asignatura de Educación para la Ciudadanía no debe propagar doctrinas, se refieren solo a doctrinas contrarias a las suyas.



Posdata: Invito a los lectores a formular preguntas como las anteriores.

2 comentarios:

  1. La verdad hablas como un fascista. Cuando el sistema educativo esta mal hecho y los padres no queiren que le laven la cabeza a sus hijos en escuelas publicas los padres deberian tener todo el derecho de educar ellos mismos a sus hijos y que estos rindan libres los examenes despues segun el temario de las materias.

    Vos lo que queres que adoctrinen a los chicos en masa para que piensen todos iguales. No todas las personas y sociedades estan de acuerdo con el 100% de los derechos humanos y no sos nadie para decir que los DDHH son perfectos.

    Muchos grandes genios de la humanidad no terminaron la escuela y muchos grandes genios de la humanidad eran religiosos. No me vengas a repetir esas mentiras de la escuela publica que crea persona en masa todas iguales para servir al sistema. Desperta, los padres durante muchisimos años educaron a sus propios hijos y no tiene nada de malo cuando te das cuenta que la educacion publica es deficiente y la privada no te convense.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo, vos "se ha metido en un jardín sin flores" , este articulo venia a cuento a proposito de que el estado español paga y mantiene la educación religiosa en las escuelas públicas y privadas(que son la inmensa mayoría católica)y la polémica creada con otra asignatura denominada Educaión para la Ciudadanía. Y vos en su primer parrafo me da la razón e incluso yo tambien se la doy, cuando dice que "los padres deberian tener todo el derecho de educar ellos mismos a sus hijos y que estos rindan libres los examenes despues segun el temario de las materias"; pero eso sí que lo paguen los padres y no el estado, ni en escuelas públicas ni privadas.

      Eliminar