¿ Me cogiste el truco ? ; pues suéltala que voy a mear.



Como dice la amiga Sonsoles en el artículo de su blog ,“Me gusta la República, treinta y cinco años después de lo que llamaron Transición modélica nos encontramos que, como en una jugada de trileros, se cambiaron algunas fichas de sitio para que siempre perdieran los mismos. Se cambió algo para que no cambiara nada.” Y es verdad, esto tiene truco, nada es lo que debe ser o lo que parece. La derecha se proclama defensora de los trabajadores y las Clases Mierdas, un gobierno socialista se somete a los mercados y los que se proclaman como la autentica izquierda tiran al plato y a los comensales en lugar de disparar al anfitrión. Los partidos no son auténticamente democráticos, porque para ser verdaderamente democráticos, los militantes deben tener la oportunidad de poder presentarse a cualquier cargo sin ninguna traba y solo con la única condición de ser militante. Este es el kit de la cuestión, para que la ciudadanía participe y recupere la confianza en la política y el protagonismo en la vida pública. Solo así serán posibles los cambios, la dignificación de la política y por añadidura la rectificación de todos sus vicios y corruptelas. Mientras tanto el Movimiento 15 M comienza a desinflarse perdidos en un marasmo de generalidades, soltando palomas y perdices en los campos, para entretenimiento y recreo del señorito Mercado.