Yo, tengo soluciones para todo.

Como dice mi amigo Román y yo también "Yo, tengo soluciones para todo. El problema es que el único que cree en ellas, soy yo." El problema del PSOE y en el resto de partidos, aún más, es que no hay auténtica democracia interna, ni control de los militantes sobre sus dirigentes. (Ser o no ser, ésta es la cuestión. ¿Es de más noble espíritu sufrir las arremetidas y los dardos de la adversa fortuna o por el contrario empuñar las armas contra un mar de adversidades y terminar con ellas haciéndoles frente?). Shakespeare. Es muy simple la solución, que todos los militantes puedan presentarse como candidat@ a cualquier cargo y a cualquier lista electoral sin ningún tipo de aval previo, ni listas cerradas, porque el auténtico aval vendría después con el respaldo del voto de los militantes, para elegir cada uno de los cargos y cada uno de los que compondrían la lista electoral con las personas más votadas, evitando así las camarillas, amiguismos y otros desembarcos. Con respecto al deficit y la reforma constitucional, yo quiero aportar un poco de optimismo. La reforma de la Constitución ya dice que tenemos que tener estabilidad presupuestaría y que tenemos limitada la posibilidad de endeudarnos, ¿Bueno y que pasa con que lo diga el artículo 135 ? No pasa nada, cuando un gobierno quiera pasarselo por los cataplines o el monte de venus, como todos los demás artículos que se incumplen de la Constitución, vivienda, trabajo,etc,etc,etc. Además el estado del bienestar y el equilibrio presupuestario se asegura aumentando los ingresos, sacando el dinero a los que lo tienen, de los ricos, de los especuladores, eliminando el fraude y la economía sumergida. El 25% del PIB es fraude, ESTO ES SOLO LO QUE CREEN SABER: PERO LA VERDAD HAY QUE MULTIPLICARLA POR DOS O POR TRES. LA EVASIÓN FISCAL DE LAS GRANDES FORTUNAS Y CORPORACIONES EMPRESARIALES ALCANZÓ LOS 42.700 MILLONES DE EUROS EN EL ULTIMO AÑO. Los más ricos sólo pagan el 27% de sus rentas en el IRPF. Y yo digo que es muy fácil acabar con el fraude y la economía sumergida con millones de trabajadores explotados o sin tan siquiera contrato (Si en España hubiera no ya 5 millones de parados, si hubiera solo 1 millón sin nada que llevarse a la boca en España estaríamos en guerra). Para eliminar la explotación no solo de los autóctonos, también de los extranjeros, bastaría con una ley que requisara todo el patrimonio del explotador y no simples sanciones inferiores al beneficio obtenido. También hace falta una Reforma Fiscal que no deje margen al fraude, semejante o parecida a la que yo propongo, de la que todavia nadie me ha rebatido con argumentos en 2 años que la llevo difundiendo. LO IMPORTANTE NO SON LAS IDEAS, LO VERDADERAMENTE IMPORTANTE ES LO QUE SE HACE CON ELLAS.