EL HOMBRE DEL SACO, SÍ, SÍ, EL AUTÓNOMO.


-->
El hombre del saco, sí, sí, El Autónomo, ¡Todos en el mismo saco! Para empezar ninguna Ley, ni el Estatuto del Trabajador Autónomo, hace distinciones claras y eficientes, a todos nos meten en el mismo saco. Para el que no lo sepa, vamos a dar un ligero repaso a esta fauna de autónomos con unos cuantos ejemplos como:
  1. Entre los autónomos independientes, solitarios y sin empleados, podemos encontrar al del Kiosco de un pueblito, en una calle o plaza cualquiera, que vende la prensa (no al Pedro J. de jeta, que también puede ser autónomo), al clásico Charlatán de Feria vendiendo la solución milagrosa (como cualquier Señoría del Parlamento como colaborador de tertulias y otros circos), al también clásico Zapatero Remendón (nooo..., el Presidente no creo que sea Autónomo, que también podría ser), al Limpiabotas ( y al Botín, ... no, no, estos banqueros y exbanqueros, con sus indecentes sueldos e indemnizaciones por jubilación o despido, tienen su SICAV particular), al Afilador de armas blancas de ciudadanos y otros hampones ( también puede que sea Autónomo el Rajoy en sus ratos libres, afilando su PP, para cortar el bacalao, je,je,jeee...), al Asesor que nos resuelve los crucigramas y otros rompecabezas de Hacienda y otras Administraciones ( mismamente como el autónomo Aznar..., perdón, ...¡este no es ná ni ná!, tiene FAMAZTELLA=FAnfarrón y Mangante AZnar y Tela ELLA), .............invito al lector a seguir la lista, que a mí me ha dado la risa floja y he terminado, ...llorando.
  2. También estamos los autónomos que no podemos tener empleados, como decía Bertol Brech, Los Imprescindibles, sí, sí, está clarísimo, si el negocio solo da para un sueldo, no voy a contratar a otro y yo me voy al paro sin cobrar ná de ná, porque la ley me lo impide y además sería un pésimo negocio. No podemos autoaplicarnos un ERE, cuando el negocio va mal. No podemos tener empleados provisionales o temporales, ni siquiera cuando caemos enfermos y además, si somos profesionales cualificados y unos artistas, ¿Quién nos va a sustituir?; un suponer, ¿Quien va a sustituir a Ana Belén o a Nadal cuando pillen la gripe A o tenga un pie escayolado 3 meses?, la respuesta es, más claro agua, nadieee..., ellos lo pueden soportar, nosotros solo podemos pedir que nos rematen.
  3. Luego están los autónomos que tienen un solo empleado (el chic@ para todo), estos están en el mismo caso que los que no tenemos empleados, eso sí, tienen la ventaja de que el chic@, lo mismo le trae el café, le cuida el jardín o la abuela, que le trae y le plancha los trajes (no me refiero a Costa ni a Camps).                                                                                                                                          Y entre toda esta marabunta, la aberrante injusticia campa a sus anchas, porque hay muchas actividades lucrativas que no tienen obligación de cotizar, por ejemplo, si tienes dinero y te dedicas a jugar en la bolsa o la compra-venta de viviendas, si eres dueño de varios pisos o terrenos y los alquilas; sin embargo si alquilas otras cosas como coches, maquinas, sillas o enseres tienes que cotizar como autónomo. La cuestión es muy simple, progresividad y solidaridad, por ejemplo establecer una pensión mínima equiparable a la media de los trabajadores por cuenta ajena que está alrededor de los 1.000 euros y una pensión máxima de 2.000 euros, cuyo cálculo sería establecido por el número total de años cotizados; pero independientemente de las bases de cotización, que serían calculadas por el beneficio real de cada autónomo, cada año y el que tenga más beneficios paga más y cuando sean menos los beneficios se paga menos, como por ejemplo en tiempo de crisis o en los comienzos de la actividad. Ese beneficio real es fácilmente constatable en la declaración del IRPF del total de negocios que tenga el autónomo. Porque es una aberrante injusticia que un pequeño autónomo titular de un quiosco cotice igual que un asesor, directivo o dueño de una gran empresa o varias, o que un trabajador por cuenta ajena y que también sea autónomo cotice en los dos regímenes. Todas las actividades lucrativas deberían de cotizar, incluso si ya tienes edad  y cobras una pensión de jubilación y cada una por el beneficio real obtenido.                                                             La gran deuda social y el gran reto, que no hemos sido capaces de superar, la tiene este País con los Autónomos (Los solitarios Trabajadores Independientes y micro empresas con hasta 5 asalariados o el número que más les guste) y no con las grandes empresas o PYMES indefinidas, que tras esa cortina se esconden muchos explotadores y mafiosos. Y no tiene sentido este abandono que sufrimos, porque en este País la riqueza la crean los Trabajadores que cada día se dedican a sacar adelante su negocio, con su trabajo y su vida, trapecistas sin red, solos ante el peligro, a ellos nunca llegan las subvenciones, estas se quedan para Los Caza Subvenciones, que crean sociedades, le cambian el nombre a la sociedad y ¡ya está!... ¡el mismo perro con otro collar! No son las grandes empresas, ni las PYMES indefinidas, sino las Micro Empresas y los Trabajadores independientes, las que sostienen la economía y a este país. Con jornadas de 12, 14 horas y a veces más al día. Los explotan o se los come el grande, tienen que pagar su mercancía o la materia que transformen y con la que trabajan, como mucho a 30 o 60 días; pero viene el Grande y no te respeta el precio, que te baja y te paga a 90 días y gracias, y si no tragas… ¡te vas a la mierda! que hay muchísimos autónomos y millones de parados. La enfermedad para ellos, no se la pueden consentir, porque el cliente no espera y nadie los puede sustituir. Y tienen que tener todo en regla, a punto los papeles y cumplir con Hacienda, con Trabajo, el Ayuntamiento, etc. En fin, algunos conocéis esto y los trabajadores autónomos lo están sufriendo. Y todo esto está sin regular. ¿No se habla ahora tanto de los Emprendedores? Pues un autónomo es un emprendedor, un héroe anónimo y nadie les subvenciona, ni les da un golpe en la espalda. Todo esto se tendría que regular bien, para que se tengan los mismos derechos que los trabajadores por cuenta ajena, que también tienen que mejorar muchísimo, adaptados a cada clase de fauna de autónomos y a cada situación, pero idénticos derechos en cuanto contenido, porque es de justicia que se regule. Pero estamos en lo de siempre, que los dirigentes del gobierno y de los partidos, que quienes nos representan, no quieren escuchar a los ciudadanos y sus militantes y solo escuchan a representantes de nada y de nadie. Con este panorama, es un milagro que sigan apareciendo Emprendedores, ignorantes de la realidad, insensatos o simplemente desesperados, que se lanzan desde lo alto de las cataratas, gritando... ¡ A por la Victoria! ¡ Victoria o muerte! Me parece que ningún partido se entera que en España hay más de 3.200.000 autónomos, que multiplicados por 2 o 3 imaginen el potencial de votantes, que están esperando justicia. El día que un partido se ponga manos a la obra para hacer justicia a este colectivo, se llevarán a este gato al agua y disfrutará más que un cochino en un charco.

--> -->

4 comentarios:

  1. Muy bueno, Gatito, muy bueno. Mi solidaridad con el colectivo autónomo !

    ResponderEliminar
  2. No te imaginas cuanto te entiendo..., Gatito y por lo que estamos pasando, hace mas de un año!!!

    ResponderEliminar
  3. Si, los autónomos somos el patito feo. Si al menos nos hicieran como a los señores parlamentarios, que como no tienen derecho a cobrar paro, como nosotros, con cotizar 11 años como tales ya pueden cobrar la pensión máxima. Con eso, a mis 39 "tiernos" años ya tendría la pensión máxima asegurada sin tener que preocuparme.
    Me parece estupendo tu blog "vomitando ante las injusticias" y sin mantener la boca cerrada, como indicas en tu cabecera.
    Yo también tengo un blog de corte parecido: ¡Ay qué mundo!, para denunciar las injusticias que nos ocurren en nuestro día a día, te invito a visitarlo y me hago seguidor del tuyo.
    Un saludo
    http://ayquemundo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. El error de los autónomos está en creer que se entra en el comienzo del cuerno de la abundancia, y terminas,veinte años más tarde, convencido de que en realidad sí es el cuerno de la abundancia, pero de otros.
    ¿Somos empresarios? No, somos trabajadores
    ¿Somos trabajadores? No, somoe empresarios
    De lo único que se puede estar seguro es de que somos un colectivo de masoquistas.
    Yo, anularía toda legalidad a ese tipo de actividad.

    ResponderEliminar