LA CRISIS Y LA CARGA DE LOS TRABAJADORES

Está claro que la crisis se soporta sobre los hombros de los trabajadores. El dilema y lo que cabrea a todos es que solo la soporten los trabajadores. La OCDE hizo público su informe anual sobre la presión fiscal en los países más ricos del mundo. Y revela que España es uno de los países de la Unión con menos ingresos públicos. Más concretamente, ya en 2009, los ingresos del Estado por los impuestos y las contribuciones fueron equivalentes al 30% del PIB, mientras que en Alemania alcanzó el 37%, 42% en Francia y los países más sociales, como Suecia o Dinamarca, el 46%. Está claro que el deficit del Estado no es la deuda, sino la falta de ingresos, imprescindibles para el estado de binestar, hoy en peligro; por tanto es necesario, ineludible y urgente una Reforma Fiscal que a los que tienen dinero de sobra les obligen a contribuir de manera justa y solidaria, pagando lo que les corresponde sin dejarles margen para el fraude.

2 comentarios:

  1. No te faltan razones en tu comentario, aunque yo soy más ambicioso. Veo esta lucha legítima, pero al mismo tiempo eterna. Eterna se deduce porque luchar por una pequeña mejora es luchar eternamente; pues las mejoras no suponen pasos definitivo sino circunstanciales. A poco alguien cierre un poco el grifo, los obreros pierden poder de presión y abdican con la ayuda del hambre.
    ¿Por qué hemos de estar toda la vida peleándonos para que nos den un trozo de pastel, cada vez mas pequeño, por cierto, si nosotros podemos hacer nuestro propio pastel?
    ¿Es que hemos aceptado como definitivo la existencia del patrón?
    Pues pienso, que el que defiende al patrón, tiene alma de lacayo.

    ResponderEliminar