LA DESAFECCIÓN CIUDADANA DE LA POLÍTICA



Un repaso a los resultados de las elecciones del 20N de 2011, deja bien clara la desafección ciudadana por la política. La abstención de 9.710.775 ciudadanos con derecho a voto sube un 2´16%, 754,970 abstencionistas más respecto al 2008, y sumando los 317.886 votos nulos, más los 333.095 votos en blanco, nos da una cifra de 10.361,756 muy cercana a los obtenidos por el partido ganador (10.830.693). Tampoco los partidos son un ejemplo de participación y la militancia es muy escasa. Por ello es urgente e imprescindible fomentar la militancia en los partidos, democratizandolos realmente, dando participación real y directa a los militantes para que decidan con su voto directo sobre todos los cargos y listas. Además cualquier militante debe poder presentarse a cualquier cargo o lista sin necesidad de ningún aval, porque el mejor aval es el voto directo de todos los militantes. Asimismo deben democratizarse los sindicatos y las asociaciones empresariales. Cuando esto se consiga, por añadidura la ciudadanía será más participativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario